info@raysonchina.com +86-757-85886933
Colchones blandos VS compactos - Pros y contras

Colchones blandos VS compactos - Pros y contras

Sep 20, 2019

Un buen colchón es la base de una buena noche de sueño, por lo que elegir cuál es el adecuado para usted realmente es una gran decisión. Pasas un tercio de tu vida en eso y el sueño insatisfactorio también afecta el resto de tu vida. Obtener una buena calidad, un sueño reparador es esencial para la salud y el bienestar en general.


La variedad de opciones de colchones en el mercado es enorme, lo que hace que la decisión final sea más complicada que nunca. Y una de las decisiones más importantes en cuanto a la compra de colchones es elegir entre firme y suave. Hay pros y contras para cualquiera, y realmente la elección es extremadamente personal. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo con su decisión.

¿Qué hace que un colchón sea adecuado?

Además de la preferencia personal, un factor principal al elegir un colchón adecuado es la salud de su columna vertebral. La columna vertebral naturalmente tiene tres curvas leves, y necesitan ser apoyadas incluso cuando estás horizontal.


Un buen colchón mantendrá su cuerpo en una posición neutral. Esto significa que su columna se sostendrá en su ligera curva natural, y su cabeza, hombros, glúteos y talones están alineados. En un colchón perfecto, no debes sentir presión alguna, casi como si estuvieras flotando. Con el tiempo, el colchón adecuado puede relajar los músculos, estimular un mejor sueño e incluso mejorar la postura. El colchón equivocado podría dejarlo despierto con dolor de espalda, particularmente alrededor de la base de su columna vertebral, y puede interferir con un sueño saludable en general.


¿Cuál es la diferencia entre firme y suave?

La diferencia obvia entre una firma en un colchón suave es la sensación. Un colchón firme es más rígido al tacto y tiene menos elasticidad. Un colchón más suave se comprimirá más fácilmente cuando se aplica presión.

Es importante tener en cuenta que la sensación del colchón no solo se divide en dos categorías: es más un espectro. Esto significa que hay muchas opciones, que pueden ser tanto positivas como negativas.

Todos los tipos de colchones pueden fabricarse con todos los materiales. La firmeza o suavidad de un colchón depende de la tensión del resorte o de la tensión general de construcción dentro del colchón. Sin embargo, un colchón también puede incluir una capa externa o un tapizado que afecta la firmeza percibida. Un adorno de espuma viscoelástica, por ejemplo, puede dar una sensación superficial de firmeza, pero en realidad no tiene las propiedades de un colchón realmente firme.

Ambos tipos de colchones existen en una variedad de presupuestos. Sin embargo, para obtener exactamente lo que desea, puede valer la pena gastar un poco más.

Ventajas de un colchón firme

Para aquellos que no experimentan dolor de espalda problemático, un colchón firme generalmente será más cómodo. Al dormir sobre una superficie más firme, los huesos absorben la mayor parte de la presión, lo que significa que hay menos estrés en los músculos, las venas y las arterias. Los músculos están menos tensos y se mejora la circulación .

Un colchón firme también evita que la espalda baja se colapse, lo que podría permitir una mayor ingesta de oxígeno mientras duerme. Menos flacidez puede significar que el peso del cuerpo se distribuye de manera uniforme, lo que significa que ninguna parte del cuerpo está soportando la peor parte de la presión.

Los colchones firmes son generalmente mejores para quienes duermen boca arriba, ya que proporcionan una superficie más estable y uniforme. Las personas que duermen en el estómago también tienden a tener mejores resultados en un colchón más firme.

Inconvenientes de un colchón firme

En un nivel superficial, el cambio de un colchón más suave a uno más duro puede ser muy incómodo. Esto generalmente se vuelve menos notable con el tiempo.

Para aquellos con problemas específicos de espalda, como artritis y escoliosis, un colchón más firme puede exacerbar el dolor. Es por eso que es esencial investigar los colchones antes de realizar una compra.

Ventajas de un colchón blando

Por lo general, se recomienda un colchón más suave para aquellos que experimentan dolor de espalda en un colchón estándar o para aquellos que tienen problemas de espalda preexistentes. También se recomiendan para personas más ligeras, ya que un colchón más duro puede terminar sin comprimirse en absoluto.

Los colchones más suaves son generalmente mejores para aquellos que duermen de lado , ya que amortiguan mejor los hombros y las caderas. A un lado, un colchón más suave también alinea mejor la columna vertebral.

Inconvenientes de un colchón suave

Aunque pueden parecer más cómodos y lujosos, un colchón suave en realidad puede causar problemas de espalda para los que duermen en la espalda y el estómago, y aquellos con un peso más pesado.

Los colchones blandos también pueden ser problemáticos para quienes comparten la cama . El compañero más pesado puede hundirse aún más, haciendo que la superficie del sueño esté desequilibrada. Encontrar una firmeza que se adapte a ambas partes puede ser complicado.

En algunos casos, los colchones blandos pueden ser menos duraderos que firmes. Todos los tipos de colchones tienden a volverse más suaves con el tiempo, por lo que comenzar desde una línea base ya suave puede hacer que los colchones se vuelvan inutilizables después de un período de tiempo más corto, aunque todavía hay muchos modelos que tienen una excelente durabilidad, incluso con una sensación más suave.

Cómo elegir lo que es adecuado para usted

Las dos opciones principales a considerar son si generalmente sufre de dolor de espalda o no, y qué posición para dormir prefiere. Aquellos sin dolor de espalda y que duermen boca arriba o boca abajo probablemente favorecerán un colchón más firme. Los que duermen de lado o aquellos con problemas de espalda pueden preferir algo más suave, aunque en última instancia se reduce a preferencias personales.

Otra cosa que debe considerarse es el peso. Una persona más pesada puede encontrar un colchón firme engañosamente suave, mientras que una persona más ligera puede no obtener una gran cantidad de dinero incluso de un colchón más suave. En general, una construcción media a pesada será más adecuada para un colchón más firme.

Otro elemento importante que no debe pasarse por alto es la preferencia personal. Independientemente de cuál sea más especializado para las necesidades de su columna vertebral, si le resulta incómodo, es poco probable que duerma bien. Y ese es el propósito principal de un colchón, después de todo.

Es importante recordar que la elección no es exactamente en blanco y negro. Hay un espectro de firmeza dentro de los colchones. Además, uno puede comprometerse al tener un colchón firme en términos de suspensión de muelles, pero agregando un adorno suave y suave.

En general, es muy importante probar adecuadamente un colchón para tomar una decisión informada. Simplemente sentarse en las tiendas es poco probable que lo corten.

Resumen

  • Hay muchos factores a tener en cuenta al comprar el colchón perfecto para usted.

  • Los dos factores principales en la decisión de su colchón deben ser el dolor de espalda y su posición de sueño preferida.

  • También es útil considerar cosas como el peso, ya sea que comparta la cama o no, y las preferencias personales.

  • No hay dos tipos de colchones en el mundo, y probar adecuadamente diferentes opciones es la mejor manera de tomar una decisión personal.


Fuente: https://sleepopolis.com/blog/firm-vs-soft-mattresses-pros-cons/